Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

SENAMA

Menú Principal
584 agrupaciones podrán concretar sus proyectos gracias a programa de SENAMA.
viernes 14 de septiembre, 2018

MÁS DE 480 MILLONES DE PESOS RECIBEN ORGANIZACIONES DE MAYORES DE LA REGIÓN DE VALPARAÍSO A TRAVÉS DEL FONDO NACIONAL DEL ADULTO MAYOR

584 agrupaciones podrán concretar sus proyectos gracias a programa de SENAMA.

Con el objetivo de favorecer la integración social del adulto mayor a través de acciones de apoyo que desarrollen su capacidad de autogestión, mejoren en su calidad de vida y permitan su autonomía e independencia, contribuyendo a satisfacer sus necesidades básicas, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAMA) realizó la entrega de certificaciones de recursos, en el marco del Fondo Nacional del Adulto Mayor Autogestionado (FNAM), el cual benefició a 584 organizaciones de la Región de Valparaíso, con un monto total de $480.852.781.

Respecto a la entrega de estos recursos, el SEREMI de Desarrollo Social, Ricardo Figueroa, señaló que “este fondo es muy relevante para el Adulto Mayor, y nuestro Gobierno quiere seguir profundizando e incorporando equidad territorial, pues no solo se entrega en algunas comunas, tiene una amplia cobertura; es el único que permite llegar a las 38 comunas de la región. Ya hemos entregado más de 480 millones y con esto, estamos dando la posibilidad que muchos clubes de adulto mayor u organizaciones realicen sus iniciativas”.

Por otra parte, el coordinador regional de SENAMA, Dante Iturrieta Méndez, destacó el aumento de 68 proyectos más que el año pasado. “En todas las zonas de nuestra región están interesadas y teniendo experiencia en su presentación de proyectos”. agregó.

En total se presentaron cerca de 900 proyectos, provenientes de las diversas provincias, lo cual manifiesta el gran interés por parte de las organizaciones y clubes de adultos mayores de participar en estas instancias gubernamentales; que buscan entregar recursos para favorecer la autonomía, autogestión, integración social e independencia de los adultos mayores, como, asimismo, entregar servicios de calidad para la atención de personas en situación de dependencia y/o vulnerabilidad que contribuyan a satisfacer sus necesidades básica y que mejoren su calidad de vida.