Saltar Menú e ir a contenido de la página
Accesabilidad Universal
Reducir texto
Aumentar texto
Contraste

SENAMA

Menú Principal
En el país viven más de 2 millones de adultos mayores y cerca de 200 mil personas con algún tipo de demencia, representando múltiples desafíos respecto a los cuidados y atenciones que se deben considerar en estos casos ante la cuarentena nacional por COVID-19. Integrantes de la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento de la U. de Chile, exponen algunos de los principales problemas de estos trastornos de salud mental presentados en la vejez.
viernes 03 de abril, 2020

INVESTIGADORES U. DE CHILE PROPONEN MEDIDAS DE CUIDADO PARA ADULTOS MAYORES CON DEMENCIA EN CUARENTENA

En el país viven más de 2 millones de adultos mayores y cerca de 200 mil personas con algún tipo de demencia, representando múltiples desafíos respecto a los cuidados y atenciones que se deben considerar en estos casos ante la cuarentena nacional por COVID-19. Integrantes de la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento de la U. de Chile, exponen algunos de los principales problemas de estos trastornos de salud mental presentados en la vejez.

Frente a la pandemia decretada a nivel nacional por la propagación del virus COVID-19, el aislamiento social se presenta como un requerimiento preponderante para los 2,8 millones de personas que superan los 60 años, producto de los riesgos que pueden presentar en su salud. Sin embargo, poco se ha hablado de los cuidados necesarios para los adultos mayores que padecen algún tipo de demencia y que se encuentran actualmente en cuarentena obligatoria.

De acuerdo con las cifras de Plan Nacional de Demencias del Ministerio de Salud, en el país viven 200 mil sujetos con algún tipo de demencia y su impacto repercute en alrededor de 800 mil personas. Estos trastornos mentales traen consigo síntomas psicológicos, conductuales y fallas cognitivas, que requieren atención constante de especialistas y familiares. Además, el tratamiento implica una inversión de 6,6 millones de pesos anuales por paciente, con el fin de cubrir gastos médicos, exámenes, remedios y cuidados especiales, que principalmente son asumidos por mujeres.

Para la directora de Investigación de la VID, Silvia Núñez, "el envejecimiento de la población es uno de los grandes desafíos globales y en la U. de Chile se ha instalado como un tema de estudio desde un enfoque transdisciplinar. Actualmente hay muchos investigadores, proyectos adjudicados y centros de investigación enfocados en generar soluciones en esta área desde distintos abordajes. No solo hay problemas sociales o de atención para los adultos mayores, sino también de relación con la comunidad y sus familias. Es fundamental analizar qué sucede en casos de demencias, donde los cuidados son aún más complejos y donde los académicos pueden aportar con sus conocimientos para generar mejores políticas públicas en este ámbito".

Adultos mayores, demencia y cuarentena: un desafío transdisciplinar para Chile

Las personas con demencia pueden tener dificultades para comprender la epidemia y adaptarse a los cambios de su rutina producto del aislamiento social decretado por las autoridades gubernamentales. Además, se suman nuevos desafíos para sus cuidadores, ya que cuentan con menores posibilidades de compartir el cuidado con sus redes, pudiendo afectar su salud mental.

Frente a este escenario, la Académica de la Facultad de Medicina e integrante de la Red Trandisciplinaria sobre Envejecimiento de la U. de Chile, Andrea Slachevsky, explicó que este periodo puede causar conflictos significantes. “Es importante tener en cuenta el bienestar de los pacientes y de sus respectivos cuidadores, pues el cambio de rutina es difícil de comprender en un contexto de pandemia como el que vivimos actualmente a nivel global. Se puede presentar desorientación y trastornos de la conducta, como irritabilidad, ansiedad, cambios de humor y dificultades en el sueño”, señaló.

La Profesora Slachevsky aconseja que las nuevas rutinas para estos pacientes incluyan actividad física y recreativa, redes de contención por contacto telefónico y espacios con buena luminosidad. En caso de presentar alguna complicación, la experta recomienda consultar con el médico antes de acudir presencialmente a algún centro asistencial, ya que la prevención del contagio de COVID- 19 resulta primordial en estos momentos.

“Esta es una realidad para el futuro de la población, pues se estima que uno de cada tres chilenos sufrirá este tipo de enfermedades a lo largo de su vida. Es muy probable que, tras este periodo de cuarentena, muchos adultos mayores presenten rasgos primerizos de deterioros cognitivos. Estos deben ser reconocidos y atendidos por los grupos de contención más cercanos”, explicó la neuróloga.

En tanto, el también Académico de la Facultad de Medicina e integrante de la Red, Felipe Salech, advierte sobre la presencia del delirium, otro trastorno mental agudo que se gatilla por alguna enfermedad importante en los adultos mayores. “Esta patología es muy frecuente durante la vejez, pues entre un 10 y 30% de la población la presenta. Se traduce como un síntoma anexo de que algo les sucede en el cuerpo o alguna enfermedad y se representan de manera atípica a través de síntomas muy similares a los de la demencia. Este trastorno, puede que tenga una gran aparición en los procesos de cuarentena, ya que muchas de las personas con esta enfermedad deberán verse enfrentados a un cambio de rutina e, incluso, a ajustes de sus dosis de medicamentos”, comentó el especialista.

El Profesor Salech considera que episodios de verborrea o cambios conductuales deben ser observados por los cuidadores y los familiares de los adultos mayores. “Estas situaciones deberán trabajarse a través de medidas ambientales y de interacción con otros participantes, destacando el rol de la tecnología en el desarrollo de la pandemia como nexo para la interacción con los grupos cercanos”, detalló.

A nivel gubernamental, el Ministerio de Salud implementó en etapa piloto el Plan Nacional de Demencias, que actualmente rige en Osorno, Punta Arenas y los centros de salud metropolitanos del sector oriente. A su vez, estas patologías fueron incorporadas en el Plan de Acceso Universal de Garantías Explícitas (AUGE), pero no existen suficientes recursos humanos para desarrollarlo en los servicios públicos.

El director nacional del SENAMA, Octavio Vergara, explicó que “se han impulsado una serie de acciones, como contactos telefónicos o de videollamadas entre aquellos que se encuentren en los establecimientos de larga estadía y sus familiares. También se implementó la Campaña Cuenta Conmigo, que busca voluntarios para ayudar con las compras, los paseos a mascotas y tramites urgentes para los adultos mayores. Pronto lanzaremos algunos videos con ejercicios físicos simples y dirigidos a este grupo etario, que forman parte del programa impulsado a nivel nacional”.

La Unidad de Redes Transdisciplinarias de la VID, coordina el trabajo de la Red Transdisciplinaria sobre Envejecimiento. Junto al apoyo de la Clínica de Memoria y Neuropsiquiatría del Hospital del Salvador, elaboró propuestas para el cuidado de personas con azlheimer y otras demencias durante la cuarentena obligatoria decretada en el país. El documento está disponible para descarga desde el costado inferior derecho de la pantalla.